Villa Imperial de Potosí

Día 32 Recorriendo Potosí ...

Despierto cerca de las 6:00 am  habiendo dormido poco y nada. El hecho de que me retuvieran el pasaporte la noche anterior a mi llegada a Bolivia me deja más que inquieta. Cada ruido que escucho frente a mi puerta me alerta en todo momento. Soy hotelera y por experiencia sé que no se puede retener una documentación personal sólo porque si. En la noche trato de marcar a Héctor para saber si excepcionalmente éstas cosas pasaban en Bolivia y como siempre mi compañía telefónica de Claro me deja sin señal. Mi antena está muerta cómo si estuviera en medio de la nada (lo cual no es así), y pienso que ante una emergencia, hablando mal y pronto, estoy seriamente jodida.

Para las 8 de la mañana decido dejar el alojamiento y por fortuna me regresan el pasaporte. La mañana está bastante viva y para ser domingo la calle está repleta de gente. Camino las 10 cuadras que me separan de mi hostel original y son terriblemente agotadoras. Lo que en terreno normal se hace en diez minutos yo lo hice en hora y cuarto. Entre la subida, la altura y la mala noche que pasé las cuadras se me hacen eternas. Finalmente cuando estoy en la Plaza de Armas sigo desorientada ¿¡Dónde diantres se supone que están los nombres de las calles!? Me acerco a una chica que está sentada escuchando música y le pregunto si sabe dónde queda la calle Junin. Me responde que no tiene ni idea. Le pregunto a una policía y me dice que siga derecho en la dirección que me señala. Sigo por donde me señaló y frente a mi veo a una señora baldeando la vereda. Le pregunto si estoy sobre Junín y me dice que es la de la esquina y que siga a una mujer que acaba de pasar. Retrocedo ya que el dato de la policía era incorrecto y verifico de cuando en cuando el maps.

Camino  sobre la hipotética Junín que se va tornando en un estrecho callejón y observo las placas numeradas sobre las puertas de las casas, y de pronto voilá, resulta que las calles si tienen nombre, pero están en letras pequeñas sobre el numero de la placa.

Llego finalmente al hostel Koala Den y me asombro del contraste entre el exterior (que pasa desapercibido) y el interior completamente colorido e iluminado con luz natural. Me siento a salvo. Mientras espero a que mi habitación esté lista, veo la manera en que el dueño atiende a los huéspedes con el desayuno y sé que las criticas positivas de Booking estaban mas que fundadas. El hostel posee habitaciones compartidas ($70  bolivianos) y privadas ($100 bolivianos) que incluyen wifi, desayuno hiper completo, areas comunes amplias y en el caso de la privada baño privado y tv por cable ...

Después de una renovadora ducha salgo a caminar por la ciudad. Mi primer parada es en la Casa de la Moneda, la cual para mi mala suerte está cerrando y no abrirá hasta el martes, día que por cierto no estaré. Me acerco a la plaza y un grupo de uniformados tocan instrumentos por su aniversario como institución. Sus uniformes verdes y sobreros me recuerdan mucho a los carabineros chilenos.

Busco algo para comer en un negocio de comida para llevar y visito brevemente el mercado central. Las calles están inundadas de vendedores que venden desde comida, marroquineria, dvd y hasta guantes de latex. Los niños pequeños pasean junto a sus padres ya sea montados en bicicletas o bien en autitos eléctricos. Recorro un poco más los negocios y vuelvo al hostel. La tarde se torna fría y nublada. No hay mucho para hacer, ya que hasta las iglesias están cerradas.

En algún momento antes de salir le comento al dueño lo que me había pasado en el alojamiento anterior y me responde lo que yo ya sabía: los datos se toman al check-in pero la documentación del huésped no tiene porque retenerse. No estaba tan equivocada después de todo ...

Catedral. Si observan la base es de lo más asimétrica. Todo en Potosí son subidas...

Interior de la Casa de la Moneda. Cerrado domingos después del mediodía y lunes inclusive.

Ex oficina postal

Callejoncitos donde perderse si no tenés idea de donde ubicar la dirección...

Día 33: Entre el cielo y la tierra ...

Después de desayunar el mejor desayuno que he tenido en mi vida (tratándose de un hostel), el recepcionista de Koala Den me sugiere visitar la iglesia de San Francisco. Me comenta que hay visita guiada y que se visitan las catacumbas (Yahoo!). Camino siempre sobre Junín pasando por la plaza y entro hacia las oficinas de la iglesia dónde me explican que la guiada comienza a las 11:00 hs y que tiene un costo de $25 bolivianos. Espero brevemente hasta que se hace la hora y poco después me registro y le pregunto a la guía si la guiada es bilingüe, como lo suponía es únicamente en español. Del grupo de mujeres que somos (unas 4), todas hablamos en español exceptuando el único chico (noruego) que sólo habla inglés.

La guiada comienza acompañada de las diferentes pinturas del S/XVII que cuentan vida y obra de San Francisco de Potosí y como éste siendo de familia acaudalada sintió la vocación de servir a Dios desde muy joven, lo cuál, con total desaprobación de de su familia por gastar dinero en ayudar a los mas necesitados, le valió el renunciar a todos los lujos e inclusive a su nombre. Si bien hasta acá San Francisco es un hombre austero y dedicado a Dios, también era un hombre riguroso. En uno de los cuadros por ejemplo cuenta la historia de sus seguidores a quienes envió a ayudar a unos leprosos, y como uno de ellos por temor a enfermarse se negó a cumplir el pedido de San Francisco, quién ante tal desaprobación lo mandó a enterrar vivo (¿¡WTF!?) En fin, vamos a poner por hecho que Francisco tenía un corazoncito en algún lugar bajo sus costillas y al ver el dolor de sus seguidores que se lamentaban por tenerle que hacer tal cosa a uno de sus amigos, se compadeció y le perdonó la vida. En fin, dentro de la guiada a muchas pinturas más en las que incluso los mismos artistas se auto retrataban como parte de los personajes (puesto que no se les permitía en ciertas ocasiones poner su firma), y otras en las que por la temática y superposición de dos épocas diferentes en una misma obra, se creen fueron pintadas por indígenas.

La segunda parte de la guiada es introduciéndose en el interior de la iglesia la cuál es bastante sencilla y que tiene su razón de ser, puesto que Francisco siempre predicaba que había que vivir en austeridad. Se exhibe en el altar un Cristo crucificado de madera, del cuál no se conoce origen ni autor, simplemente apareció sin mas en una caja afuera de la iglesia.

La tercera parte de la guiada es descender hacía las catacumbas. Allí se conservan esqueletos originales de quienes se desconoce su identidad por así decirlo. En épocas de la colonia los nobles y religiosos encontraban su descanso eterno bajo las catacumbas de la iglesia. El fallecido era llevado a la iglesia dónde un religioso se encargaba de abrir el cuerpo y depositar cal todas la veces que fuera necesario para disecar el cuerpo. Una vez terminado el proceso los huesos eran puestos en una urna de madera (sin nombre) y depositada en las catacumbas. Debido a que debajo del edificio pasa un río subterráneo, éste provoca un ambiente húmedo, lo cuál en aquel entonces provocaba olores y no era del todo higiénico, demás está decir que a nadie le gustaría asistir a misa y estar todo el rato oliendo olores a descomposición ¿Cierto? En fin, no me quiero poner densa pero me resultó super interesante.

La frutilla del postre concluye subiendo los empinados y estrechos escalones hacia el techo. Desde allí se puede tener una increíble vista sobre la magnitud de la ciudad y del Cerro Rico.

Cerro Rico. Era llamado así porque en su máximo auge fue el mayor proveedor de plata de toda Bolivia.

El museo y mirador se encuentra ubicado en la calle Tarija 47, esquina Nogales. La entrada da derecho a fotografías y filmación, esto último es importante ya que en muchos lugares se paga un extra por derecho a tomar fotos.

¿Alguien dijo cambio de planes? ...

De camino al hostel compro algo para almorzar livian0, ya que a las 13:30 hs se supone que me pasan a buscar para la excursión a las minas de plata, un imperdible para quienes visitan Potosí. No les miento si les digo que me provoca bastante ansiedad, ya que si bien en una ocasión visité las Minas de Wanda, en Misiones, Argentina, la diferencia con estás es que al parecer los riesgos pueden ser un poco más grandes. De hecho, al contratar la excursión ( $100 / $130 bolivianos) firmas una especie de declaración jurada donde sos consciente de los peligros que implica dicha excursión y en resumidas palabras si hubiera un imprevisto y de pronto te ves tocando el arpa allá entre las nubes, la empresa no se responsabiliza de lo que pueda suceder, obviamente con nuestra firma aseguramos todo esto. En fin, llega la hora y la persona que me viene a buscar me cuenta que soy la única para la excursión y me ofrece hacerla el día siguiente, pero le digo que no porque en la noche se supone que viajo a La Paz.

En resumen, no hay excursión y faltan muchas horas para viajar directo a La Paz, entonces ¿Qué hago? ¡Ya sé! ¡El mejor plan es que no hay plan! Así como si nada consulto con mi amigable recepcionista y le pregunto sobre horarios de buses con destino a Sucre. De pronto hoy, no sé porqué pero me siento mejor y no quiero salir a las apuradas de Bolivia por esos prejuicios tontos (bueno quizás no, no lo sé), de que si me quedo lo suficiente la voy a pasar mal. No, no es así. En fin, pido al recepcionista que me pida un taxi de confianza y poco después estoy llegando a la Nueva Terminal de Potosí. Es verdaderamente un lujo. Mujeres gritando los destinos indican dónde queda cada ventanilla. Por fin compro mi ticket con destino a Sucre ($20 bolivianos) y mientras espero afuera conozco una pareja de británicos: Emily y Liam. Hablamos un poco y para cuando nos damos cuenta ya estamos arriba del bus. Para las 14:30 hs el bus sale puntual y poco antes de salir hacia la calle se detiene y una mujer con un delantal verde sube hasta el fondo del bus a cobrar uno por uno el derecho de uso a la terminal (¿Qué rompí?) Le pregunto a la chica a que se refiere con uso de la terminal y me apura para que le pague los $2 bolivianos. Le pregunto a la parejita que tengo en frente si ellos saben a que se refiere y están tan desorientados como yo. Si sabía que me iban a cobrar por el aire directamente me hubiera pasado a usar el baño. En fin, salimos con destino a Sucre dónde se supone que arribemos 17:30 hs.

Si hay algo que aprendí de Bolivia es que a la hora de llegada hay que sumarle de 30 min a 1 hs de demora. El paisaje es ondulante y sin nada en particular que llame mi atención. El viaje si bien no es puntual, es prácticamente al vuelo. Eso de que los conductores bolivianos van a toda velocidad no es un mito, es un hecho. Algo que llamó mi atención es como los conductores al mejor estilo ahí te vengo, tocan bocina a los camioneros, no para pedirles permiso, si no para avisarles que se van a mandar, ¡Y ni hablar en las curvas!

Hay Bolivia, Bolivia, sin tus contrastes no serías quién sos ...

Cerca de las 18:00 hs llegamos a la horrorosa terminal de Sucre, y hasta ese adjetivo le queda corto. Todos los buses amontonados sin un orden en particular. El baúl de equipaje se abre y cada cuál comienza a sacar sus bolsos. Mi mochila está al fondo y no tengo como sacarla. Liam se introduce de cuerpo entero en el baúl y me entrega mi mochila. Les propongo a los chicos compartir taxi y ver si en su hostel tienen lugar para mí. Dentro de la terminal en la oficina de informe nos entregan un mapa y nos explican que la mejor opción es el taxi y que nos cobran $5 por persona. Ni bien salimos de la terminal subimos al taxi el cuál nos acerca hasta el hostel Casa Verde. Los chicos tienen reserva pero yo no, y la única habitación que tienen me la quieren ofrecer a $200 bolivianos ¿¡What!? ¡No way! Me despido de los chicos con un cálido abrazo y me agradecen por mi ayuda con el idioma. Camino unos metros al Bed and Breakfast  Santa Cecilia el cual se encuentra prácticamente al lado y consigo una habitación con baño privado, wifi, desayuno y tv por cable por $90 bolivianos.

Una vez acomodada le escribo a Emily y acordamos salir los tres a cenar a las 20:00 hs.

Bolivia tiene fama de buena gastronomía y también de ser muy barata, pero no por ello les va a pasar que les quieran cobrar un ojo de la cara. Por suerte no tenemos que caminar mucho para encontrar el delicioso menú que incluye; sopa, una tucumana (una especie de empanada gigante rellena de verdura) con ensalada, jugo natural de manzana y postre, por la módica suma de $25 bolivianos, cuando en otros restaurantes hemos visto un plato por $50 bolivianos.

En fin, la noche está increíble, Liam y Emily son muy divertidos y me siento más que optimista por mi paso en Bolivia, por mi decisión de último momento y por el hecho de que si bien hay que ser precavida en todas partes, la paranoia no siempre permite verlo todo tan claramente. La ciudad ya de por sí me impacta positivamente y por primera vez disfruto saliendo a la noche en Bolivia y en una compañía mas que agradable ...

Datos  y recomendaciones útiles 

  • Cómo llegar: Se llega a Potosí ya sea desde la terminal de Villazón, Uyuni o La Paz. Desde Villazón lo ideal es bajar en la terminal vieja, ya que ésta está más cerca del centro, o bien en la terminal nueva y desde allí tomar un taxi o bus local. Desde Villazón viajé con Auto Transporte Tupiza por $20 bolivianos.

  • Consejos para mujeres (también aplican para hombres): no andar ni muy tarde ni muy temprano por la calle.

  • Si un oficial vestido de civil quiere detenerlos pídanle la credencial. Lo más probable es que se trate de un engaño. Los uniformes de la policía boliviana son muy similares a los caravineros (la policia) chilenos, es decir, verde oscuro.

  • Ningún hotel tiene porque retenerles el pasaporte u otra documentación, sólo lo justo y necesario para tomar sus datos.

  • Cambio de divisas: El mejor cambio lo consiguen en dólares, con otras monedas es más que factible que les den un cambio menor.

  • Dónde hospedarse: lugares los hay mucho y para todos los presupuestos. Mi elección para mi segundo día de estadía fue Koala Den Backpackers sobre la calle Junín 56 a pocos metros de la plaza principal. Habitaciones compartidas de 4 personas $ 70. Habitación privada con baño y tv por cable: $100 bolivianos. El hostel cuenta con areas en común. cocina equipada, WiFi, y lo mejor de todo: el desayuno (huevos revueltos con pancake, café, leche o chocolatada, pan, mermelada, manteca, ananá / piña, banana y papaya). El personal es sumamente amable y carismático y para quienes quieren descansar un poco del viaje y realizar voluntariado también pueden hacerlo a cambio de alojamiento y comida.

  • Taxi hacia la terminal: El costo desde el centro hacia la Nueva Terminal es de $ 7 bolivianos.

Para seguir los post en orden cronológico

 Inicio de viaje: 03/05/2018

Fin de viaje: 05/09/2018

Parte 1........ San Miguel de Tucumán - Tucumán

Parte 2 .................. Cerro San Javier - Tucumán

Parte 3 ................ Amaicha del Valle - Tucumán

Parte 4....................................... Cafayate - Salta

Parte 5 ................ Ruinas de Quilmes - Tucumán

Parte 6 ............. Cafayate (modo low cost)- Salta

Parte 7................................. Salta Capital - Salta

Parte 8............ Quebrada de Humahuaca - Jujuy

Parte 9............................................ Iruya - Salta

Parte 10 ..................................... Potosí - Bolivia

Parte 11....................................... Sucre - Bolivia

Parte 12 ............................ Copacabana - Bolivia

Parte 13 .............................. Isla del Sol - Bolivia

Parte 14 ......................................... Cuzco - Perú

Parte 15 ............................. Machupicchu - Perú

Parte 16 .................................... Arequipa - Perú

Parte 17 .................................. Cajamarca - Perú

Parte 18 .............................. Chachapoyas - Perú

Parte 19 .............................. Leymebamba - Perú

Parte 20 ....................................... Juanjui - Perú

Parte 21 .......................... Cusco (Parte II) - Peru

Parte 22. ........................ Cusco(Parte III) - Perú

Parte 23............................ Ollatantaymbo - Perú

Parte 24 ........................... Sao Paulo - SP- Brasil

Parte 25 ...............................Viçosa - MG - Brasil

Parte 26 ........................ Ouro Preto - MG -Brasil

Parte 27 ................. São João del-Rei - SC - Brasil

Parte 28 ......................... Tiradentes- MG - Brasil

Parte 29 ........................... Blumenau - SC - Brasil