San Miguel de Tucumán: Plan B a prueba  de lluvias

  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social blogger
  • Icono social Instagram

Día 1 - Si hay lluvia, que no se note...

Despierto algo tarde con la ilusión de que siempre que llovió paró ... ¡Ja! Si como no ... Es otro día gris. Llovizna y está horrorosamente húmedo. ¿Y ahora quién podrá rescatarnos? Bajo a desayunar y Verito (mi prima) como quién no quiere la cosa, me propone que si me parece y tengo ganas salgamos a caminar ... Obviamente, que me negué rotundamente ... ¡Nah! ¡Jamás! No pude estar mas agradecida. 

Salimos poco después a tomar el colectivo (bus) hacia el centro en un viaje de aproximadamente 30 min. El modo de pago es únicamente con tarjeta electrónica, la cual se puede conseguir el kioskos por un costo de $33. Me resultó bastante curioso el hecho de que a algún gracioso se le ocurrió hacer un tarjeta exclusiva para la capital y otra para los alrededores.

Nuestro tour comienza recorriendo la zona bancaria en dirección a la peatonal y más adelante visitando la oficina de turismo. Allí me brindan información sobre horarios y precios de buses que salen desde la terminal, plano de la ciudad y folletería de los diferentes circuitos turisticos de la provincia.

El muy y bien preponderado plan B

Era un hecho, la lluvia no iba a parar. Y también era un hecho, que nosotras no íbamos a detenernos. Claramente era un empate. Así que, visto y considerando que las condiciones climáticas no favorecían hacer ninguna actividad al aire libre, decidimos hacer un tour cultural. Porque si, porque nos la re bancamos, así sin paraguas bajo la lluvía, riendo, corriendo para atravesar la calle cada ves que venía un auto, esquivando baldosas sueltas y rebotando de cada museo por el que pasábamos porque en efecto estaban cerrados.

Es curioso como encontré en mi prima a una persona con la que tenemos tantos gustos en común. Cómo por ejemplo, que nos gusten los museos. Me resulta hasta cómica la idea de que la gente elija por iniciativa propia ir a un museo y que más aún fuera de lo más natural. Me imagino un dialogo al estilo - ¿Salimos? - ¿A dónde? - Mmmm ... ¿Te parece si vamos al museo histórico regional? - ¡Es como si me hubieses leído la mente! Rara vez me ha sucedido.

Como les seguía contando, éste no es un post sobre museos. Bueno un poco ... Casi ... Para que les digo que no si es si ... ¡Jajaja! ... Vamos de nuevo. No es sobre museo, tampoco una clase magistral de historia. Es un plan de contingencia, o como solíamos decir cuando estudiaba turismo: es el plan B. Plan que por cierto, en mis tres semanas de planificar el viaje, nunca contemplé. El plan B es la clase de plan que se debe contemplar cuando las condiciones climáticas no favorecen las actividades al aire libre, es decir, cuando no hay sol, arcos iris, ni ponis voladores saltando frenéticos por el cielo.

La buena noticia, es que si bien la mayoría de los museos no abren por la mañana, si lo hacen por la tarde. Entre las 15:00 hs y 16:00 hs es el horario ideal para visitar museos e iglesias. 

Entre los sitios en nuestro tour se encontraron: Museo Casa Padilla, Museo de Arte Folklorico, Jockey Club, Museo de arte moderno, Casa Histórica de la Independencia. También pasamos por la bellisíma casa de Gobierno y visitamos la Iglesia de San Francisco.

Libre por la vida - Blog

Casa de gobierno de la provincia de Tucumán. En éste mismo solar se encontraba el Cabildo que mas adelante se derrumbaría para instalar aquí el actual edificio. No ingresamos porque estaba cerrado, pero si nos informaron que es posible visitarlo en la semana con visitas guiadas.

Museo Casa Padilla. Fue el primero que visitamos y el que más nos gusto. Es un caserón de estilo colonial de más de 160 años que cuenta con varias salas entre las que se encuentran objetos de la colección personal del Ex Gobernador Padilla, entre los que se encuentran porcelanas chinas, estatuillas de bronce, pinturas y unas curiosas sillas bordadas que cuentan diferentes fabulas sobre la naturaleza humana pero representada con animales.

Museo Folclórico. Cuenta con tres salas habilitadas y el recorrido es auto guiado. Cuenta con una sala dedicada a la artista local Mercedes Sosa. Éste museo al igual que todos los del post son de acceso gratuito.

Museo Provincial de bellas artes. Honestamente para quienes no tenemos mucha idea de arte, les cuento que en ésta ocasión se exponían las obras del artista local ... bueno no me acuerdo del nombre pero si sé que jamás lo olvidaré porque no tenia la más pálida idea de que venia la cosa ... La próxima será!

Algo que me pereció muy original en el Museo de bellas artes, fue el hecho de que su libro de visitas se trataba de papelitos de colores  exhibidos sobre un enorme tablero.

Museo Casa Histórica de la Independencia, o como afectuosamente solemos llamar La Casita de Tucumán. Para quienes no lo sepan, señoras y señores, en éstas instalaciones, allá por inicios del siglo XIX se gestaba la idea de un país libre. El 9 de julio de 1816 se firma el acta de la independencia, día en que dejaríamos de ser una colonia española.

Museos, les pueden gustar en mayor o menor medida o directamente en medida nula. La realidad es que son la puerta de entrada a todas las culturas y que valga la redundancia, son la mejor manera de saber en donde estamos parados seamos o no del lugar. La mueble, cuadro, candelabro, cada aljibe cuenta una historia, porque sépanlo o no, cada molécula de nosotros, cada baldosa, cada grieta en la pared, nos cuentan mucho sobre el ayer, el hoy, nos cuentan mucho sobre nuestra identidad y la falta de ella al no atesorar el patrimonio cultural. Cosas así me hacen preguntarme como es que renegamos tanto de la historia si lo que somos y dejamos de ser es gracias a ella. Como desde las ruinas se puede restaurar algo para que llegue al alcance de las presentes y futuras generaciones. Como dije antes, no es un post sobre museos, creo que se trata sobre lo que te provoca ¿Te conmueve? ¿Te asombra? ¿Te indigna? ¿Te motiva? ¿Te confunde? Si es así, bienvenido al club, porque a mi provoca eso y más ...