Diario de mi segundo voluntariado: Puerto Montt 2022

Para quienes no estén al tanto de que tratan los voluntariados la fórmula es muy sencilla. Básicamente a cambio de alojamiento y desayuno (esto es lo que se ofrece en la mayoría de los caso) una realiza determinadas tareas previamente acordadas sin ningún beneficio económico. Las horas y funciones a realizar estarán previamente acordadas y variará según el tipo de voluntariado a realizar. Pueden ser 3, 4 o inclusive 5 horas de voluntariado. Los días libres también dependerán pero en general suelen ser dos.

Hay voluntariados como el caso de hostel en que pueden ofrecer comidas  adicionales, comisiones por ventas de excursiones y demás, pero eso dependerá siempre de cada lugar. Ahora sí, una vez aclarado esto último, les contaré de mi última experiencia en voluntariado.

WhatsApp Image 2022-09-23 at 2.05.56 AM (1).jpeg

En abril de 2017 hice mi primer voluntariado en Mendoza Capital, Argentina y fue una de las mejores decisiones de mi vida. Supe desde es momento que si se presentaba la ocasión volvería a animarme nuevamente. Tras los viajes que vinieron después y diferentes trabajos de temporada llegó el momento de establecerse (en parte porque me puse en pareja, luego por la pandemia y por último por la llegada de @Polly_pupita a nuestras vidas.

 

Durante el verano de 2022 decidimos mudarnos con nuestra bella manada a la bella Ancud en la isla de Chiloé a trabajar en los que nos gusta: el turismo. Sin embargo, llegado marzo el ritmo laboral disminuyó y a pesar de que podríamos haber apostado por otro rubro, decidimos que la brújula esta vez iba a apuntar hacía la ciudad de Puerto Montt.

WhatsApp Image 2022-09-23 at 2.05.56 AM.jpeg

Un día miércoles por marzo de 2022 puse manos a la obra y viajé con rumbo a Puerto Montt para recorrer los diferentes hoteles dejando mi CV con la esperanza de que mientras buscábamos arriendo iba a surgir algún trabajo. Como primer medida comencé a buscar hostels y leer comentarios sobre experiencias huéspedes. Mis elegidos fueron Azurita y Austral Home Hostel. Para mi sorpresa y ya llegando a la isla me contactan de un hotel bastante conocido a nivel internacional y comienzo a trabajar esa misma semana el día viernes. Recuerdo que por A y por B me contacta Clau una de las socias del hostel por mi consulta vía Instagram para hacer el voluntariado. Al principio creí que por muy sacrificado que fuera podía ir y venir a la isla, pero eso distaba de la realidad. Cuando salí aquella tarde  de mi primer día de trabajo quedé inevitablemente varada en Puerto Montt. Ninguno de las tres empresas de buses que viajaba hacia la isla tenía tickets disponibles. En ese momento caí en la cuenta de que el plan de ir y venir de la ciudad a la isla era un imposible, sobre todo teniendo horarios rotativos. Imagínense cuando comencé a ver tarifas de hostels muchas excedían por lejos la paga diaria. Una parte de mi quería contactar a las chicas de Austral y la otra pensaba que con mis horarios rotativos la cosa no iba a funcionar. Fue así  que entre llamadas y caminar todo Puerto Montt llegué a un hostel en una zona no muy pintoresca que por alguna razón no sentí que fuera el lugar  ideal y mientras emprendía la vuelta hacía el terminal recibo un llamado de Clau para nuestra entrevista pendiente y le cuento de mi situación y así como así me dice "venite para el hostel". Ya se estaba haciendo de noche, suelo ser algo miedosa en lugares que no conozco, así que imagínense mi alivio. 

WhatsApp Image 2022-09-23 at 2.05.56 AM (5).jpeg

Cuando llegué las chicas me recibieron muy cálidas  y amables. Me sentí doblemente aliviada por estar en el lugar correcto y con las personas correctas. Les coemnto a las chicas sobre mis horarios y que solo podría colaborar fuera de mi tiempo libre. A pesar  de que no era lo ideal, me aceptaron como su primera voluntaria. Las tareas eran muy simples: aseo de áreas comunes y habitaciones, lavado y planchado.  Dentro de lo que mis tiempos permitían. La verdad es  que el trabajo era ameno, ya que en temporada baja son puntuales las veces en que la ocupación es total. Dos semanas más tarde y excepcionalmente, llegó mi pareja junto con nuestra Polly a unirse al voluntariado. Para mi pareja fue su primer voluntariado y para mi perrita era la oportunidad de hacerse una nueva amiguita, y a pesar de que al inicio costó a día de hoy siguen siendo grandes amigas.

WhatsApp Image 2022-09-23 at 2.05.56 AM (3).jpeg
WhatsApp Image 2022-09-23 at 2.05.56 AM (2).jpeg
WhatsApp Image 2022-09-23 at 2.05.56 AM (4).jpeg

Austral Home Hostel tiene una energía muy bella, no solo por quienes son la responsable de ello, sino por todo en su conjunto. Sus mascotas, su impresionante vista y esa sensación de entrar a una casa hace que uno como voluntario se sienta en un verdadero hogar. 

Ha día de hoy y a pesar de que ya encontramos una casita en la que vivir, seguimos dándonos una vuelta por el hostel con nuestra Polly y disfrutando de nuestras anécdotas o de jugar con las niñas (así llaman las chicas a sus dos gatitas y perrita) o disfrutar de alguna buena charla.

En conclusión y a modo de percepción personal, recomiendo por demás hacer voluntariados en dónde sea y siempre teniendo los debidos recaudos. Pero por sobre todo tener en cuenta que un voluntariado implica un compromiso por ambas partes y recordar que quien te recibe te está brindando su confianza y un hogar provisorio.

Si son personas antisociales, y por antisocial no me refiero a tímido sino a que no te guste estar rodeado de gente, no te gustan las tareas hogareñas o los animales si los hubiere, entonces un voluntariado no es la opción ni la solución. Por el contrario si les gusta compartir experiencias, les gusta el intercambio cultural son responsables y comprometidos y están dispuestos a dar para recibir, entonces su elección es la correcta y ni les cuento de lo enriquecedor que es para sus vidas todo lo ya mencionado y el crear lazos que perdurarán en el tiempo.