De Argentina a Bolivia: Acortando fronteras ...

Día 31: de Humahuaca a la Quiaca y de Villazón a Potosí ...

Mi bus (AR$ 160) con dirección hacia la Quiaca sale puntual a las 10:10 am. Cerca del mediodía llegamos a la terminal y después de consultar me dicen que los buses directo a Bolivia se compran únicamente en la terminal de Villazón. Pregunto cómo llegar a la frontera: tres cuadras hacia abajo (desde la misma calle de la terminal), hasta topar con una plazoleta y de ahí (sobre la misma calle) caminar hacia la izquierda en dirección al puente. Caminar hacia la esquina (hay una estación de servicio) y doblar hacia la izquierda (hay un puente). Serán unas dos cuadras y de mano derecha migraciones (una especie de búnker blanco y azul). Sólo pudieron documentación, ni firmar declaración jurada ni revisar los bolsos. Se sigue derecho y de allí directo a la ciudad de Villazón.

 

Es un mundo de gente y negocios. No es el lugar más bonito del mundo pero tampoco es horrible. Con unas marplatenses que conozco al hacer el trámite cambiamos dinero en la primer casa de cambio.

 

$1000 chilenos = $8 bolivianos

USD 1 = $ 6,9 bolivianos

$25 bolivianos = AR$ 100 (fuck!)

 

Después de que nos arrancaran la cabeza en la casa de cambio, las dos marplatenses y yo seguimos caminando por la misma avenida por la que entramos con dirección a la terminal. Nota mental: no hacer caso a todos los post sin antes ver las fechas. Según posts que había leído la terminal de ómnibus estaba ahicito de cruzar la frontera. Pero no, esa era la vieja terminal! La nueva está a unos 2 km y siempre es por la misma calle hasta el fondo y antes de topar con un paredón doblar a la derecha unos 200 metros. La mayoría te dicen que te tomes un remis. No sé qué noción tienen de las distancias, pero cada vez que preguntábamos que si íbamos bien hacia la terminal nos hacían gestos como si fuéramos a recorrer 40 km a pie, y siendo honestos, con lo que salió cada boliviano ni nos lo pensamos. Toda la zona está urbanizada hasta casi llegar a la terminal, la cual en sus últimos doscientos metros parece descampada. Si algo coincidimos con las chicas fue en que esperábamos ver más mochileros. Éramos tres y con eso fue mucho. Me despido de las chicas que siguen camino a Uyuni y voy a comprar mí boleto con destino a Potosí ($30 bolivianos) que supuestamente llega cerca de las 19:00 hs

 

13:30 hs se supone que el bus salia hacia media hora (cri- cri). Un hombre en el asiento de en frente pone en alta voz un áudio de su novia que entre llantos dice algo así cómo "Te extraño. Deja tu trabajo. Yo te mantengo". WTF!? ... Sin comentarios.

 

Casi una hora más tarde salimos en viaje ...

 

15:40 hs llegamos a Tupiza. Parada técnica en el baño $1 boliviano.

¿Ya merito llegamos?

20:00 hs el bus se detiene en algún recóndito lugar en medio de la nada. Ya estoy resignada a que mientras más avanzamos siempre falta una horita más. Al parecer pinchó rueda, no se sabe. En medio de la oscuridad un anciano comenzó a decir en voz cansina "Queremos orinar" ... Supongo que la gente está más acostumbrada a los contratiempos, en Argentina nunca faltaria algún agitador que empiece a alimentar el mal genio de las multitudes.

 

Cielo estrellado, silencio absoluto ...

 

21:30 desciendo en la terminal vieja con Héctor, el señor con el que viajé todo el tramo y me sugiere donde dormir y nos despedimos. Llegó al alojamiento (ubicado en la calle San Alberto entre Av. Antotagasta y América) parecido a la vecindad del Chavo dónde me registro y cobran $35 bolivianos la noche. Me hace un poco de ruido el que me retengan el pasaporte hasta el día siguiente (según el chico para seguir llenando planillas), pero trato de no hacerme tanta película con la paranoia de trata de blancas y demás, y lo dejo pasar...

Una semana más tarde ...

Para mi sorpresa visito Bolivia en la mitad del tiempo del que tenía planeado inicialmente y esto se debe a varios factores en común y es que hubieron ciudades turísticas que no fueron de mi interés (Uyuni, Tarija, Oruro, Cochabamba y La Paz) y otras como Samapaita y Santa Cruz que me quedaban más a contramano. Si bien Bolivia puede parecer un país pequeño, es una montaña rusa en la que no dejas de subir y viajar, por lo que independientemente de que las distancias sean cortas, los tiempos no lo son.

La otra variante es que si sólo nos detenemos en las ciudades, muchas de ellas son para 2 días, más no a menos que hagan algún tour en los alrededores.

Mis ciudades elegidas fueron: Villa Imperial de Potosí, Sucre, y Copacabana junto a la Isla del Sol. Por cada una de ellas hice dos noches y es que en día y medio ya es posible hacer todo y las otra es que las horarios de los micros nunca ayudan, siempre terminé llegando de las 18:00 hs en adelante.

No quiero hacerles spoilers acerca de las demás publicaciones, pero si dejarlos a continuación con tips y recomendaciones a tener en cuenta para su viaje a Bolivia ...

Tips y recomendaciones ...

  • Paso fronterizo La Quiaca - Villazón: Se ingresa vía terrestre, pero más específicamente a pie desde La Quiaca (Argentina). En migraciones a lo sumo les preguntarán hacia dónde viajan (si es que lo hacen. No fue mi caso) y les darán una especie de ticket con el sello de salida de Argentina. No les revisarán el equipaje ni cosa por el estilo.

  • Cambio y divisas: el mejor cambio lo consiguen en dolares, el cuál lo toman al cambio oficial. Con las otras monedas van a tener todas las de perder.

  • Monedas: a diferencia de otros países estás son de suma utilidad, las van a usar todo el tiempo inclusive para pagar los taxis. Las hay de $0.50, $ 1, $2 y $5.

  • Billetes: Los hay de $10, $20, $50 y $100. Ojo con los falsos. En la terminal de La Paz me advirtieron que los de $20 y $50 suelen ser los mas falsos. Ante la duda informarse previamente.

  • Seguridad: si viajas sola lo recomendable es no andar muy tarde por la calle ni muy temprano.

  • Robos: En La Paz, y puede que en otras ciudades (no fue mi caso pero si el de unas chicas que conocí), tienen la modalidad de presentarse un supuesto oficial de policía con falsa identificación y vestido de azul (aclaro que el uniforme de la policía boliviana es bastante similar al de la policía chilena: verde), frente al viajero / turista con la excusa de que deben presentar su documentación ante la suposición de que el viajero ingresó ilegalmente al país. Como si esto no fuera poco, el falso policía actúa con la complicidad de una supuesta turista chilena, quién entrega su documentación (frente a las futuras victimas) para hacer esto más creíble. Luego invitan a las victimas a subir a un auto con la excusa de ir hacia la estación de policía y una vez allí les roban todo lo que pueden. Las francesas que me proveyeron de ésta información me comentaron que es una modalidad muy común, y desde ya, me comentaron que no hubo violencia de por medio, pero obviamente, el mal momento nadie se los quita. Con esto no desanimo visitar Bolivia, ya que es un país con mucho que ofrecer, pero si estar despiertos y no dejarse estafar de ésta manera.

  • Regateo: Que no les dé pena. Siempre les van a ofrecer el precio más alto. Muéstrense un poquito dudosos y van a ver como mágicamente el precio desciende.

  • Comidas: La comida no sólo es barata sino que también es exquisita. Un menú (entrada+plato principal+postre) puede estar entre $15 y $25 bolivianos. En los mercados pueden llegar a comer hasta por menos de $10 bolivianos.

  • Transporte: Son baratísimos. Lo mas barato que pagué fueron $20 bolivianos (Villazón- Potosí) y lo más caro $180 bolivianos (Sucre-La Paz). Por otra parte, la mayoria de los buses no poseen baños, por lo cuál, siempre mejor ir antes de subir. Ocasionalmente pueden aprovechar ir al baño en algunas de las paradas, pero siempre avisen al conductor porque son capaces de irse sin ustedes.

  • Impuntualidad: los buses siempre saldrán a tiempo pero nunca llegarán puntuales, razón por la cuál les recomiendo sacar sus tickets media hora antes de viajar y no con tanta antelación.

  • Taxis: Les van a querer cobrar lo que se les dé la gana. Siempre mejor preguntar antes. Por cierto, a diferencia de muchos países, aquí en Perú los taxis no tienen un color en particular, puede ser cualquier tipo de auto con una calcomanía de TAXI. Sé también de muchos falsos en los que se suceden robos. En éste caso, siempre mejor tomarlos en la terminal (ya que les cobran por prestar sus servicios) y pedirlos en sus hostales para saber que viajan con un servicio de confianza.

  • Extras: En todas las terminales les van a cobrar el derecho a la terminal (entre $2 y $2,50 bolivianos) y esto no les da derecho al uso de baños, por el cuál deberán abonar $1 bolivianos.