Qué hacer en Cajamarca en menos de 24 hs

I can't believe it! Al fin un bus como la gente (y así también dolió). La noche anterior la paso de lo más estresada, ya que, durante la cena no dejé de pensar que mis últimas búsquedas por internet no arrojaron resultados. Cómo todo lo que vendrá de aquí en más respecto de mí itinerario va a ser improvisado (plan inicial: Lima, Huacachina, Huaraz, Trujillo), siempre cabe la posibilidad de que a último momento o me quede un día más dónde sea que me encuentre, o siga viaje o no encuentre tickets. En fin, voy directo con mí duda hacia la recepcionista del hostel y sólo encuentra tickets para las 22:00 hs en Cruz del Sur. Si bien sale más caro de lo esperado es la única opción que tengo...

 

Tomamos un taxi con Pascal ($7 soles), el cuál nos deja en el terrapuerto y es en ese momento cuando nos despedimos con un amistoso abrazo deseandonos lo mejor y agradecidos por el tiempo compartido...

 

En ésta ocasión no me hacen registrarar mí huella digital en un croquis. Aquí la cosa es más avanzada aún. Una vez todos con sus cinturones ajustados, uno de los conductores (por tema de seguridad) registra a todos y cada uno de los pasajeros con una cámara filmadora recitando en voz alta el número de asiento que ocupamos. Poco después el bus se pone en marcha, nos reparten un snack y cada cual pone en marcha la película elegida en su pantalla táctil. 

Día 51: De Arequipa a Lima ...

Llegamos a Lima después de un largo viaje en horas del mediodía. Para mí sorpresa la terminal es única y perteneciente a Cruz del Sur. En la terminal no se paga derecho de terminal ni uso de baño, claramente vale lo que uno paga.

 

Allí compro mí pasaje hacía Cajamarca y una vez comprado mí tickets despacho mí mochila. Tres horas más tarde estoy lista nuevamente para viajar. El proceso previo a ingresar (al igual que en Arequipa) es que te pasen un detector de metales y así mismo lo hagan con el equipaje de mano. 

 

Éste bus, es mucho más cómodo que el anterior y ya me puedo ver teniendo un grato descanso.

 

El día está gris, tal es su color que literalmente parece como si fuera de noche. Me pregunto si en Cajamarca estará igual ... Espero que no.

Día 52: Cajamarca al fin ...

Llego después de ¿12? ¿15? No estoy segura, pero lo que si puedo ver es que no es una terminal con otras empresas, aquí Cruz del sur también cuenta con su pequeña terminal. Mientras espero por mí mochila me ofrecen hotel y taxi. Le pregunto al taxista cuánto es hasta la Plaza de Armas y me dice que $7 soles. No sé si se dudar o qué, pero me dice que todos los taxis cobran lo mismo (más adelante me entero que no es así), y como en Arequipa me cobraron prácticamente lo mismo (aunque convengamos que la distancia era el doble), no tuve mucho tiempo de procesarlo. De hecho, cuando pasó por mí mente el haber preguntado más taxistas para comparar, el taxista iba a toda prisa con mí mochila hacia el auto.

 

Cerca de 5 minutos después (o puede que mucho menos) el buen hombre, después de haberme hecho propaganda de sus servicios privados de turismo ( todas ellos arriba de $100 soles), me deja en la puerta del Hostal Plaza frente a Plaza de armas. Consigo una habitación con baño compartido a $30 soles. Si bien se salía de mí presupuesto, el único hostel que había encontrado estaba alejado del centro y no es muy pintoresco que digamos. En fin, enseguida me ofrecen excursiones y ya de por sí después de 2 buses y casi 30 horas de viaje, lo único que quiero es una buena ducha. Una vez lista me dirijo a la oficina de información turística (previo a contratar la excursión más barata en la historia desde que llegué a Perú: $25 soles). De camino a la oficina conozco a dos señoras marplatenses que al igual que yo están buscando la oficina de información turística. Sin lugar a dudas de todas las oficinas que he visitado en los pocos países que conozco, la mejor y más experimentada información la he conseguido aquí en Cajamarca. La chica que nos atendió se notaba que estaba formada e informada al respecto y la verdad que fue bastante satisfactorio ser atendida con tanto profesionalismo. En fin, con info en mano salgo a caminar y decido ir a tomar la combi ($1 sol) hacia las oficinas de Virgen María del Carmen, la única empresa que te lleva hacia Chachapoyas. La chica de información turística me advierte que desde Chachapoyas hay otra empresa trucha y que no era recomendable tomarla a mí regreso, puesto que habían recibido bastantes quejas.

 

Una vez en la agencia tengo dos opciones: el bus de las 5 AM o el de las 5 PM. El viaje dura 12 hs (Por qué eres así conmigo Perú?), así que la ecuación es muy fácil, o llego en la tarde o llego en la madrugada. ¿Tiene baño? Pregunto, ya que, por más que esto no sea Bolivia, tampoco es que hay que darlo por hecho. No, me responde. Así que teniendo en cuenta que es la única empresa y que si llegué hasta acá fue por la bendita Gocta, simplemente cerré los ojos y saqué mí tickets para las 5 AM del día siguiente.

 

De regreso al centro me encuentro con el Cierto del Inca el que se puede visitar desde afuera por $5 soles. Ésta entrada a su vez es válida para visitar el ex hospital de hombres (dónde funciona una muestra de pintura de artistas locales) y el ex hospital de mujeres (dónde se exhiben vasijas y algún que otro cráneo modificado). Ninguno de los tres me parecieron la gran cosa pero, por lo que pagué estuvo más que aceptable. Después de hacer un poco más de tiempo vuelvo al Hostal y me uno al recepcionista que está viendo lo que quedó del partido de Perú y luego nos quedamos viendo el encuentro de Argentina - Croacia, obviamente ganó el mejor: Croacia. 

 

Para las 3:30 aproximadamente salimos en excursión en combi (todos peruanos, yo la única extranjera) hacia el Puente Colgante y más adelante hacia las ventanas de Otuzco (precio por persona $5 soles). El guía se llama Miguel (¿O era Martín? No sé, tengo la tendencia de cambiarle los nombres a las personas a menos de que asocie sus nombres con personas de mí entorno) y la verdad que me agrada desde el primer momento. Ya de por si comienza con una sonrisa enorme y se nota a la legua el amor por lo que hace. Los turistas por ejemplo, si bien sienten curiosidad por muchas cosas tienden a desubicarse en más de una ocasión queriendo demostrar que saben más que el guía y hasta por momentos quieren decidir ellos de que tiene o no que hablar el buen hombre. En fin, mí parte favorita es sin lugar a dudas la Necrópolis de Otuzco, una serie de ventanitas talladas en la roca que hacían de nichos. Allí, los pueblos de Caxamarca (Cajamarca) momificaban a sus seres queridos para darle un breve descanso.

Ex Hospital de Hombres. Junto con éste atractivo que cuenta con capilla y exposiciones de arte, también se puede visitar el Ex Hospital de Mujeres y el Cuarto del Inca. Estos tres con una entrada única de $5 soles.

Los muertos no están muertos ...

Una frase que repitió en más de una ocasión el guía y que dá para pensar. Por empezar los Caxamarcas creían en el alma (Cápac) y en la reencarnación. Henos aquí que cuando una persona moría, el Cápac ascendía por una escalera hacía el cielo. Una vez allí, permanecía el tiempo que fuera pertinente para volver a descender hacia su cuerpo por la misma escalera en la que ascendió. Los muertos no están muertos ... Pero era posible matar a un muerto definitivamente? Pues si. Los Caxamarcas, cómo bien conté creían en la reencarnación, y era por ello que momificaban a sus difuntos. Ahora bien, un cuerpo incompleto, descuartizado o quemado (prácticas muy prácticadas por los colonizadores españoles), era una persona que moría definitivamente en todos los planos.

La pregunta del millón...

Y resulta que Miguel para comprobar nuestros conocimientos (o falta de ellos) nos pregunta sobre quién era el Dios de los Quechuas. La respuestas van desde el Sol, la Pachamama y que eran politeístas. Obviamente, como sucede con todo lo que no es implantado, repetimos cómo loritos sin cuestionarnos el porqué. Cuando Miguel dijo que ellos adoraban a un único dios, (y que por ende eran monoteístas) faltó que todos los turistas se le abalanzaran con tridentes y antorchas y casi con cierta arrogancia de decir : y qué en la escuela nos enseñaron mal? Una parte de mí se reía por esa contaste contradicción de las personas acerca de que les interesa el conocimiento, pero a su vez lo rechazan solo porque sé contradice con lo que aprendieron. Por eso me gustaba Miguel, porque es curioso y lee y sabe. Él no sólo guía sino que su sed por el conocimiento lo lleva a estar en contacto con arqueólogos y sitios arqueológicos. He visto vasijas, visitado templos y pirámides de las civilizaciones andinas y en ningún sitio he encontrado una mención o dibujo al Dios Sol. Miguel nos explica que antes de hablar hay que investigar y por sobre todo leer. No cuenta que llegó hacia Pachamac, por medio de crónicas escritas por descendientes de Incas y que Pachamac es único y significa Creador del Universo..  Quién lo diría, no?

 

 Nuestra siguiente parada es hacia el Jardín de las Ortencias en donde Miguel nos cuenta que el color está dado por los minerales del suelo. Poco después seguimos hacia Los Alpes, sitio en el que se pueden adquirir quesos de diversos sabores y realizar una breve degustación.

 

Para las 7 PM estamos de regreso en Cajamarca y después de una día sin parar, finalmente me voy a descansar ...

Tips y recomendaciones ...

  • ¿Cómo llegar? Desde Lima varias empresas llegan hasta aquí en un viaje de unas 15 hs. En mi caso particular viajé por Cruz del Sur. Si bien es más costosa, es mucho más cómoda, segura, incluye snack, manta, almohada, auriculares y tv tactil con una selección bastante actual de peliculas para elegir. También incluye sanitarios.

  • Terminal terrestre: Cajamarca no incluye terminal terrestre por lo cuál siempre se arribará a la terminal de la empresa que contraten.

  • ¿Dónde alojarse? Hay para todos los gustos. En el caso de hostels o backpackers (como ellos lo llaman) sólo hay uno y está algo alejado del centro. Hay opciones de hostales desde $30 soles la noche frente a la plaza.

  • Qué visitar: Ventanas de Otuzco, termas del Inca y Bosque de Piedra son uno de los tantos atractivos.

  • Taxi: Los precios de los taxis desde el centro y hacia las terminales rondan entre $4 /$5 soles. No paguen más de eso.